Terraza fachada integral de cristal

Aunque en esta vivienda realizamos varias actuaciones en elementos como cerramientos, ventanas, puertas, ventanales, etc., en este caso queremos destacar un elemento de distinción en este chalé de estilo moderno.

La fachada de la terraza balconera con un recubrimiento integral de cristal.

Fachada de balconera antes de instalar el recubrimiento

Como se ve en la foto anterior, la fachada de la balconera está desnuda y se ven los elementos y andamios preparados para realizar la instalación.

Tras los preparativos, procedimos a instalar, además de la ventana, lógicamente, la facha propiamente dicha, para la que utilizamos vidrio de 4mm tintado blanco,

Fachada de balconera después de instalar el recubrimiento

La foto de arriba muestra el resultado, donde se aprecia cómo todos los elementos quedan integrados en un conjunto armonioso.

Este tipo de acabados novedosos, a medio camino entre fachada, ventana y recubrimiento, resulta práctico, ya que ahorra a lo largo del tiempo la necesidad de mantenimiento, pintura o renovación de los acabados debido la larga durabilidad del material.

Esta imagen, muestra un detalle y acercamiento de esta misma fachada.

Esta imagen muestra otra perspectiva de la fachada

Cerramiento en piscina interior

La actuación que realizamos en esta vivienda particular consiste en la diferenciación de la zona de gimnasio con respecto a la piscina cubierta.

A fin de mantener cierta independencia entre las dos zonas, procedimos a instalar un acristalamiento interior completo con puerta de acceso.

El cerramiento instalado, a manera de mampara gigante, tiene una intención primordialmente funcional, pues evita que la humedad desprendida por la piscina, debido a las diferencias térmicas, invada el resto de la estancia.

Se aprecia, cómo a pesar de ser un elemento de grandes dimensiones, se integra perfectamente en el conjunto arquitectónico, sin alterar la sensación de un espacio diáfano y luminoso.

Vista de la piscina después de instalar el acristalamiento. Piscina y gimnasio, espacios integrados pero diferenciados.

Control térmico y de humedad, sin perder funcionalidad, estética y armonía.