Cerramiento en piscina interior

La actuación que realizamos en esta vivienda particular consiste en la diferenciación de la zona de gimnasio con respecto a la piscina cubierta.

A fin de mantener cierta independencia entre las dos zonas, procedimos a instalar un acristalamiento interior completo con puerta de acceso.

El cerramiento instalado, a manera de mampara gigante, tiene una intención primordialmente funcional, pues evita que la humedad desprendida por la piscina, debido a las diferencias térmicas, invada el resto de la estancia.

Se aprecia, cómo a pesar de ser un elemento de grandes dimensiones, se integra perfectamente en el conjunto arquitectónico, sin alterar la sensación de un espacio diáfano y luminoso.

Vista de la piscina después de instalar el acristalamiento. Piscina y gimnasio, espacios integrados pero diferenciados.

Control térmico y de humedad, sin perder funcionalidad, estética y armonía.